domingo, diciembre 4, 2022
spot_img
InicioOpinionInfluencia de la “Era Digital” en el desarrollo de los niños.

Influencia de la “Era Digital” en el desarrollo de los niños.

Está demostrado mediante estudios científicos que cuando aumenta el uso de la televisión o los videojuegos el coeficiente intelectual disminuye. Cita de un importante profesional de la neurología.
Esto nos presenta un enorme reto porque la pandemia existente condiciona a estar más tiempo en casa, usar la tv y los medios digitales para tener acceso a la educación y a la socialización.

Surge la preocupación de la formación integral de los más pequeños y si los nuevos tiempos traerán personas con cerebros menos desarrollados o con menor capacidad intelectual.
Cómo influye la edad en la costumbre del uso de la tecnología de manera continua, sin supervisión o de manera compulsiva para llenar un espacio que sólo puede ofrecer la interacción personal, es un cuestionamiento importante para poder solucionar los problemas que puedan encontrarse en la juventud.

En octubre del 2020 la BBC News publicó un artículo sobre los “nativos digitales” como una población de niños con coeficiente intelectual menor que el de sus padres y compartiendo informaciones del libro Cretinos Digitales, del afamado neurocientífico citado anteriormente.

La exposición temprana o prolongada a los dispositivos puede afectar la maduración de distintas estructuras y funciones del cerebro en desarrollo.
Un mayor tiempo de exposición a tablets, smartphones, videojuegos y tv está relacionado con miopía, déficit de atención, obesidad y depresión infantil.

Un dato que debemos saber es que la capacidad de concentración de los niños se va formando a través del tiempo, y los videojuegos, apps y programas de televisión son pensadas para que sean divertidas y entretenidas sin exigir gran nivel de concentración . Entonces, lo que pensamos puede ayudar a los niños a una atención más rápida y mejores reflejos sólo significa una involución que provoca dificultades de concentración y no favorece la capacidad de tolerar la frustración, posiblemente la piedra angular más importante sobre la que reside la inteligencia y la felicidad.

En otro orden, pero relacionado a la tecnología digital y uso del internet está la adicción patológica a los juegos de azar, también llamada ludopatía, que es el deseo irrefrenable de seguir apostando a pesar de los estragos que esto causa en tu vida. Apostar significa que estás dispuesto a arriesgar algo que valoras con la esperanza de recibir otra cosa que tiene un valor aún mayor.

Las apuestas pueden estimular los sistemas cerebrales de recompensa al igual que las drogas o el alcohol, y causar adicción. Si tienes un problema de ludopatía puedes hacer juegos y apuestas continuamente, ocultar tu comportamiento, consumir los ahorros, acumular deudas o, incluso, recurrir al robo o al fraude para sostener tu adicción.

La ludopatía es un trastorno grave que puede destruir vidas. Por eso debemos estar atentos a los comportamientos de nuestros hijos y mantener la supervisión para evitar y frenar conductas nocivas como la adicción a los juegos. No sólo condicionada al uso de internet sino relacionada a otros traumas e inseguridades que afectan desde la infancia temprana y que deben ser solucionados con ayuda profesional y asistencia familiar.

La realidad es que las nuevas tecnologías han llegado para quedarse y actualmente son una herramienta importante para la educación e interacción. Negar su existencia puede ser tan dañino como no regular la exposición de nuestros hijos a ellas. La tecnología tiene como fin facilitarnos la vida y ayudarnos a disfrutarla; aun sin salir de casa, lo que ayuda al control del coronavirus.

El factor a tomar en cuenta es no dejar que los niños pequeños tengan libre acceso a los dispositivos móviles y evitar que lo hagan con frecuencia. Si lo hacen, que sea bajo supervisión.
En edades entre los 6 a 10 años podemos racionar el tiempo y establecer reglas observando si hay reclamos que indiquen si está habituado más de la cuenta.

Entre los 10 y 14 años mayor uso de la tecnología se asocia a fracaso escolar, por lo que debemos encaminar los jóvenes hacia la lectura, el deporte en vez del ocio digital.

A partir de los 14 velar por que los contenidos que el adolescente comparta sean adecuados a sus valores y su integridad emocional, asegurarse de que el tiempo online sea menor al offline, permitiendo que disfrute de otras actividades. Cuidar de que cuando estudie lo haga realmente y no utilice ese tiempo para chatear o navegar.
Para lograr que estas pautas se cumplan se debe ayudar al niño desde pequeño a disfrutar de otras actividades y a entender que la tecnología debe ser dosificada y supervisada, dotándolos de capacidad de moderación y autocontrol.

NUEVOS TIEMPOS DE PAZ Y ESPERANZA PARA SER MEJORES PERSONAS.

Dr. Rafael Guerrero Peralta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments