lunes, agosto 8, 2022
spot_img
InicioOpinionClase media e ideología

Clase media e ideología

La humanidad se ha debatido a lo largo de la historia entre la barbarie y la civilización. En los sistemas políticos, sobre la base de los mecanismos de toma de decisiones en que participan muchos o pocos, los mismos se definen como autoritarios o democráticos, según sea la característica preponderante en el marco de estos modelos ideales. Bien podremos emparejar democracia con civilización y en el extremo del autoritarismo, la tiranía, como barbarie.

La clase media la definimos en anterior artículo como aquellos sectores de la población de una sociedad que, según unos indicadores basados en datos sociales objetivos, tales como ingresos, bienes, atribuciones de poder; y/o factores subjetivos de estratificación, tales como valores, actitudes, prestigio social; se encuentran entre las clases sociales altas y las bajas.(1) Recordamos esta explicación porque cuando se habla de clase media algunos se acercan más a una noción científica, otros a un término ideológico o simplemente a un eslogan político, dependiendo la cercanía de algún proceso electoral.

Aristóteles ya había planteado que es más justa y estable una sociedad donde la clase media constituyeran una importante mayoría. Nos dice el estagirita: “Es evidente que el régimen de tipo medio es el mejor, pues es el único libre de sediciones. Donde la clase media es numerosa es donde menos se producen sediciones y discordias entre los ciudadanos. Y las grandes ciudades están más libres de sediciones por la misma causa, porque la clase media es numerosa; en cambio, en las pequeñas es más fácil que todos los ciudadanos se dividan en dos clases, de modo que no quede nada en medio de ellas, y casi todos o son pobres o ricos”.(2)

Hay que tener presente que la “clase media” en las “polis” griegas es diferente a la nuestra, por lo que la referencia es para comprender más bien la importancia de la idea del justo medio en la dinámica social, particularmente en la política. El nivel, que utiliza el constructor o el carpintero, aplicado a la sociología.   

Por los momentos vamos a reseñar, sin entrar en detalles que dejaremos para próximos artículos, tres líneas en cuyos extremos colocaremos modelos teóricos que tienen que ver con la sociedad y el Estado: en el primero, pondremos la democracia de elites y en la otra punta la democracia participativa. En el segundo, el liberalismo orientado a derechos individuales y el comunitarismo. Y finalmente, la defensa del Estado benefactor enfrentado al antiestatismo neoconservador.(3)

En una primera vista podemos señalar que en los extremos tenemos de un lado lo poco y del otro lo mucho. Lo poco: democracia de elites, liberalismo orientado a derechos individuales o el Estado benefactor de sectores específicos, frente a lo mucho: democracia participativa, derechos comunitarios, antiestatismo. Los neoliberales lo definirían en pocas palabras: libre mercado vs Estado.

Si ubicamos el debate político contemporáneo en los países occidentales entre esos puntos, las distintas capas de la clase media deben situarse en algún lugar de acuerdo al régimen político de sus respectivos países. En principio, podemos inferir que las distintas capas de la clase media las podemos colocar en diferentes lugares de las líneas señaladas, lo que nos da una primera aproximación de que la clase media como tal, es difícil que se manifieste como sector de manera uniforme.

En próximos artículos haremos aproximaciones sobre la historia de la clase media, de su ubicación en las líneas señaladas, con algunas referencias latinoamericanas, con la idea de ser útiles para el análisis sosegado antes de desembocar en la próxima vorágine electoral.

Isidro Toro Pampols.·.
@isidrotoro1
  1. https://pinceldigital.do/2021/07/17/algunas-caracteristicas-del-voto-en-la-clase-media/
  2. Aristóteles. Política, 1296a, 13-14 (Tomado de Wikipedia)
  3. Este enfoque se basa en el establecido por Jean L. Cohen y Andrew Arato en su obra Sociedad civil y teoría política. Fondo de Cultura Económica. México. 2001.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments