lunes, agosto 8, 2022
spot_img
InicioOpinionDemocracia y clase media

Democracia y clase media

La democracia es un ideal de sistema político perseguido a lo largo de la historia de la civilización occidental, siempre girando alrededor de dos conceptos fundamentales: libertad e igualdad.

Hoy se habla de democracia de elites, popular, participativa, representativa, entre otras. Las variantes del sistema democrático parten del énfasis que se ha dado a uno de tales elementos: en unos casos se ha privilegiado la libertad y en otros la igualdad. En este articulo vamos a perfilar la democracia como concepto sin entrar en particularidades y vamos a reseñar algunas inferencias con relación a la clase media en nuestra sociedad contemporánea.

En la sociedad de masas occidental moderna se ha instituido una democracia sobre la base de la división de poderes, conformada por elites políticas en cada uno de los mismos, elegidas de manera directa o indirecta por el pueblo y con el parlamento como órgano central representativo. “Cuando en la república la soberanía reside en el pueblo, nos hallamos frente a una democracia” afirmaba Montesquieu. Esta democracia, evolucionada en el tiempo, guarda características comunes en la cultura occidental. Veamos:

1.- El principio de soberanía popular, sobre el cual cualquier poder estatal solamente será reconocido si es legitimada su autoridad directa o indirectamente por el pueblo, es decir, cuando ha sido constituida por el pueblo y se debe a la voluntad del pueblo.

2.- El principio de igualdad de las personas con relación al derecho y a la posibilidad de participación de todos los ciudadanos en el proceso de determinación política, sobre la base de reglas aceptadas por la ciudadanía.

3.- El principio de libertad individual sobre el cual se sustenta la protección de los derechos fundamentales de las personas y restringe el derecho soberano del Estado en cuanto a la libertad del ciudadano de participar en la toma de decisiones políticas, libre desarrollo de su personalidad, la seguridad ante la arbitrariedad, el terror, la prevaricación y el libre albedrio, sobre la base de una constitución u otra figura jurídica sancionada popularmente.  

4.- Principio de igualdad social, o la obligación del Estado de proteger al débil social frente a los grupos con poder social en la medida de que estos puedan impedirle el desarrollo y articulación de sus intereses legítimos y oportunidades, lo cual equivaldría a su exclusión del espacio de la formación de la voluntad democrática y política y la monopolización de ésta por los grupos de poder factico.

5.- Principio de control del gobierno a través de instituciones y organizaciones, en las cuales el ciudadano pueda hacer efectivo su rol en el proceso de participación política y de control de la acción política estatal.

Visto así, en teoría, bajo una regulación normativa que se presenta como lógica, pareciera que con sólo enunciar estos principios en una carta constitucional fuera suficiente para tener una democracia útil al ciudadano. Pero no es tan fácil por la existencia de un importante numero de factores sociales e individuales que tensionan la realidad, los que hacen que la democracia, como la conocemos en cada uno de nuestros países, sea el producto de una ordenación estatal histórica especifica.

A lo largo del tiempo se ha desarrollado, en el marco de la lucha entre barbarie y civilización, una tirantez entre los postulados liberales, orientados al ciudadano como sujeto de voluntad autónoma y los postulados igualitarios que, en nombre de la justicia, regulan y en caso limitan el desarrollo de los individuos.  

La clase media, sus distintas capas, han participado activamente en todos los hechos que han marcado hitos en el cambio social que se ha producido desde el inicio de la Edad Moderna hasta hoy, expresado en la Guerra Civil inglesa del siglo XVII, la Revolución francesa, la Industrial, las guerras de Independencia norteamericana y de las repúblicas hispanoamericana, la Primavera de los Pueblos europeos de 1848; eventos históricos en los que la clase media, con su desarrollo coyuntural, ha tenido participación relevante.  No debemos pasar por alto la fuerza que logró con el pensamiento de la Ilustración y el desarrollo del liberalismo y el socialismo, particularmente durante el siglo XIX europeo.  

La evolución democrática ha devenido en una democracia de partidos, además de asociaciones que actúan como grupos de presión y de interés. Así, en la mayoría de los países, la democracia representativa se presenta como una democracia de elites, en la cual la clase media ha tenido un papel importante donde existe algún equilibrio entre las elites, primordialmente por el desarrollo de la economía y por ende, de las instituciones de gobierno, los gremios profesionales, las asociaciones de comerciantes, industriales entre otras. En Latinoamérica es visible el hecho sociológico.  

La clase media siempre ha estado en los procesos de cambio y en la acción de gobierno, bien organizada desde el litoral de la oposición o del gubernamental. Hoy se ha transformado en elemento crítico del régimen imperante en muchos países, llegando atacar puntos nodales del sistema político y procurando cambios estructurales.  El tema lo trataremos en próximo artículo.

Isidro Toro Pampols.·.

@isidrotoro1

Bibliografía 

.- Bobbio, Norberto. Diccionario de Política. https://biblioteca.org.ar/libros/131821.pdf

.- Borjas, Rodrigo. Enciclopedia de la política. https://www.enciclopediadelapolitica.org/#

.- Karl-Heinz Hillmann. Diccionario de Sociología. Editorial Herder. Barcelos, España

.- Wikipedia.-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments