viernes, mayo 24, 2024
spot_img
spot_img
InicioOpinión"La democracia post Balaguer, Bosch y Peña.

«La democracia post Balaguer, Bosch y Peña.

«

Articulo #Opinion #Brevisima

Por Jhanel Ferreras
Mercadologo, Comunicador, Catedrático y Político.

Los partidos políticos, son las instituciones públicas con mayor importancia en los estados democráticos. En su militancia se encuentran los responsables directos de mantener las normas que rigen la convivencia, la institucionalidad, la separación de poderes, incluso la seguridad nacional y ciudadana.

Al finalizar la era de Trujillo, tres líderes fueron responsables de la partidocracia dominicana, Joaquín Balaguer, Juan Bosch y José Francisco Peña Gómez, el pragmatismo de Balaguer se enfrentó a la formación de cuadros del PLD de Bosch y el PRD de Peña, la lucha era entre la ideológia centro izquierda y los poderes conservadores.

Al finalizar las elecciones del 2020 es necesario volver a las escuelas de formación de cuadros, a la doctrina ideologica de sus militantes, pues lamentablemente los ciudadanos menores a 40 años saben muy poco de modelos ideológicos, las gestiones presidenciales de los últimos 30 años son tan parecidas en su modelo de gestión social, que pareciera que un mismo partido ha dirigido las riendas del poder ejecutivo.

Estoy convencido que fortalecer los partidos políticos es la preservación de un Estado fuerte y democrático, hay que tener cuidado con las voces que buscan desacreditar los políticos desde la sombra y autodefiniendose como «Sociedad Civil» que sin compromisos de carne, quieren asumir en espíritu el tribunal moral de juzgar a quienes quieran en nombre de una mayoría que no le ha dado validez electoral, ni civil, ni social.

La política debe ser el equilibrio perfecto, entre las riquezas de los empresarios y la pobreza de los vulnerables, garante de la protección en la inversión económica nacional e internacional, que reparta de forma eficiente los bienes y servicios, que reduzca la brecha de las clases sociales y disminuya la pobreza, el analfabetismo, el hambre, la delincuencia y la mortandad.

El 2020 es buen año para comenzar.

El nuevo presidente ha dado indicios claros con la reducción de instituciones que fomentan la corrupción, ahora es responsabilidad de los líderes políticos educar su militancia y cultivar la democracia interna, donde la meritocracia sustituya el populismo mediático y canceroso.

Para que un voto no tenga precio y el dinero sucio no sea el combustible que mueva los espacios municipales, legislativos y del ejecutivo. Al pica pollo, a las bocinas y las falsas encuestas le quedan días si volvemos a educar con ideología política la República Dominicana.

Most Popular

Recent Comments