jueves, septiembre 29, 2022
spot_img
InicioOpinionNueva política Exterior Dominicana y el camino a la Integración Asociativa. 

Nueva política Exterior Dominicana y el camino a la Integración Asociativa. 

En un proceso de Integración cada una de las partes tiende a constituir un todo, aunando o fusionando dichas partes o actores, divergentes entre sí, esta unidad o actores que a veces los sintetizan y a veces no, porque uno de los participantes mantiene una posición hegemónica en el conglomerado que se ha gestado, permitiendo esto a veces alcanzar el rumbo planificado y logrando así, los objetivos propuestos por las partes. Esta breve reseña abunda sobre un modelo de integración asociativa.

La República Dominicana, desde el 16 de Agosto del 2020, ha dado un giro muy importante en los términos de la conducción de su política exterior, dando muestras a la nueva visión y proyección de la profesionalización del servicio exterior, que a su vez es el resultado de los cambios políticos, sociales y económicos que se producen a nivel mundial, elementos determinantes para la reorientación diplomática del Estado dominicano frente al mundo exterior y su nueva complejidad. Lo cual, ha encaminado a que la Integración sea uno de los pilares fundamentales de la nueva política exterior Dominicana.

Durante los últimos veinte años, el estado dominicano construyó una visión de política exterior más activa, rompiendo con el antagónico y anticuado modelo aislacionista que caracterizó la época de la “Guerra Fría”. La actual gestión hoy promueve una diplomacia competitiva y dinámica, capaz de impulsar el intercambio comercial, la inversión extranjera y el turismo, sin dejar de lado la importancia que merece la alianza que ha establecido con la República de Panamá y la República de Costa Rica respectivamente. 

Esta alianza nos lleva a puntualizar que, la integración de esas tres naciones hace referencia que, es un modelo de “Integración Asociativa”, el cual congrega a actores o estados con principios afines encarnados en un modelo latinoamericanista propio, con la particularidad insoslayable de mantener la afinidad en el marco de la cooperación bilateral.  Ejemplos de esta integración en el pasado fueron: MERCOSUR (Tratado de Asunción 1991) Acuerdos Argentina-Brasil (1996), y la UNASUR (2008).

La gestión del actual mandatario Dominicano y los referentes principales del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX), han podido observar que, cuando los actores tienen intereses coincidentes o convergentes, la integración puede perseguir valores propios de un modelo igualitario donde la esfinge principal es el progreso de sus naciones, razón por lo cual hace que, día a día se conviertan en grandes actores del actual sistema multilateral en el marco de la complejidad que atraviesa.  Estos modelos son motivados a su participación, debido a la atracción  de sus similitudes y afinidades históricas, siendo estas también de carácter demográfico, religioso, lingüístico o en su composición del crecimiento económico que han proyectado, haciendo posible que esta integración atraiga a otros actores que, en gran medida, pueden apuntar a dejar de lado viejos modelos de integración foráneos. Esta alianza muy prontamente motivará a que adhieran naciones como: Salvador, Honduras y Guatemala.

Los cambios en la economía en general y del sistema agroalimentario en particular ocurrido en los últimos años principalmente para Latinoamérica, han planteado profundas transformaciones en la organización y estrategias de acción de los actores globales todo esto motivado por la ascensión de China y la decadencia de la hegemonía de los Estados Unidos.  Estos procesos, de carácter internacional, han afectado tanto los modelos de desarrollo económico de los países, donde han sido tocados por acontecimientos como: la Crisis Sanitaria del Covid-19 y la actual Operación Militar Ucrania-Rusia, donde ha llevado a que no solamente la República Dominicana y estas tres naciones apunten a una alianza integracionista, sino que es de menester destacar la gran oportunidad que la misma representara y sus objetivos propuestos, que en definitiva les seguirá permitiendo el crecimiento económico y social que han experimentado en los últimos tiempos. 

Esperamos que esta alianza pueda apuntar a la creación de Zonas de Libre Comercio (ZLC), donde también pueda enfocarse a fortalecer las Uniones Aduaneras y Comerciales, esto permitiría que se incentiven a la: Movilidad de Capitales, Movilidad de Bienes y Servicios, Movilidad de Trabajadores, Desregulación de los Servicios y de las Contrataciones y fundamentalmente lograr una “Unión Aduanera Perfecta”, que sea la esencia del bienestar de las naciones y con la esperanza de terminar con las desigualdades sociales que por décadas han sido la traba para lograr el crecimiento anhelado de Latinoamérica. En conclusión, deseamos el mayor de los éxitos a esta alianza coyuntural con enfoque futurista, exhortando que, aunque se adhieran nuevos actores, no se pierda el enfoque y el espíritu de su asociación, dado que esta nos permitirá seguir alcanzando grandes niveles de crecimiento en nuestras respectivas naciones. 

¡El éxito resulta de la lucha contra los obstáculos, sin los obstáculos, no hay integración posible!

Por: Junior Perez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Most Popular

Recent Comments